Quebrantahuesos

Quebrantahuesos

sábado, 31 de diciembre de 2011

Andarríos maculado en Carreño ( Asturias )

Ayer 30 de diciembre, y para despedir el año, me acerqué con Abel Fernández hasta la ensenada de Perán (Carreño, Asturias) para tratar de ver el andarríos maculado (Actitis macularius) que está invernando en esta pequeña ría y que ya descubriera Dani López Velasco hace un par de meses, concretamente el 27 de octubre. Ahora mismo, el ave está en pleno proceso de muda y, poco a poco, va adornando su plumaje de primer invierno con motas oscuras sobre todo en pecho e infracoberteras caudales.

Andarríos maculado

Andarríos maculado
Podéis ver un par de fotos que le hice desde lejos y con muy poca luz, mientras cazaba anélidos en un banco de arena en medio del intermareal. Junto a él se mueven continuamente 5-6 andarríos chico, lo que permite compararlos en detalle, y aunque las fotos reflejan grandes diferencias, lo cierto es que pasaría totalmente desapercibido entre ellos si no fuera porque uno lo va buscando y se para a observar con cuidado y con prismáticos cada uno de los andarríos que se ven. Bueno, en realidad también dejó oír en un par de ocasiones reclamos y una especie de silbidos que no se parecen en nada a los del andarríos chico.


Al final estuvimos observando al andarríos mientras subía la marea, cosa de hora y media, sentados tranquilamente en las orillas de la ensenada, y en ese tiempo me llamó la atención también una lavandera blanca de la que os muestro otro par de fotos, estas aún más lejanas y con la tarde todavía más oscura. Eran tres lavanderas blancas en total moviéndose por las rocas del intermareal, 2 primeros inviernos normales y un tercero mucho más oscuro, y con una especie de antifaz en la cara muy curioso.
Lavandera blanca

lavandera blanca

Como se puede apreciar en las imágenes, la mancha negra entre el pico y el ojo era prácticamente simétrica a ambos lados y la tonalidad del ave mucho más oscura que una lavandera blanca habitual, pero nada me hace pensar que no se trate más que de una aberración en el plumaje.

Y para finalizar, cuando ya nos íbamos, encontramos un macho de curruca cabecinegra muerto a orillas del camino que baja a la ensenada. Estaba recién muerto, le faltaba la cola y tenía pelada la nuca, seguramente había sido presa de un gavilán o similar. ¿Lo habría cazado mientras estábamos allí mismo a otra cosa?

Luis Frechilla

Summary

Yesterday, December 30th, I was twiching a Spotted Sandpiper at a small stuary in the coast of Asturias, North of Spain. This bird, a first winter, was located on October 27th by Dani López Velasco and from then it has begun to moult. As a result, it shows now many small dots throughout its lower parts, although most of them are on the breast and vent as it can be seen in the photographs. These spots should be made more large in the next weeks, making the aspect of the bird more interesting.

Side by side with the sandpiper, I watch an interesting White Wagtail. It was also a first winter bird but much more dark than usual, and with a black mask through the lores, identical at both sides of the head.

Besides that, I found a recently dead male Sardinian Warbler, a Mediterranean species which is rapidly colonising the northern coast of Iberia and it is now widely distributed along the coastal meadows of Asturias. It has probably suffered the mortal attack of a Peregrine or a Sparrohawk just a few meters from us and during our time there!

Luis Frechilla  

    

jueves, 29 de diciembre de 2011

Finales de agosto: tiempo de osos y lobos en la cordillera Cantábrica

A pesar de no ser un buen momento para las aves, los últimos osos pardos cantábricos salen del bosque para alimentarse de arándanos y moras, mientras los lobos se afanan en conseguir alimento para sus crías.

El pasado día 22 de agosto recibimos la visita de nuestros representantes comerciales y algunos amigos escoceses y holandeses. El objetivo durante esos días era hablar de asuntos organizativos de la empresa mientras visitábamos diversos destinos y disfrutábamos de la observación de especies de gran interés como osos pardos, lobos, treparriscos, alimoches o acentores alpinos.

Observando lobos en Zamora/ Watching wolves in Zamora


A pesar de lo irregular de la meteorología, que se mostró mucho más inestable de lo que es normal para finales de este més, la visita fue sin duda un éxito, pudiendo observarse la práctica totalidad de las especies buscadas.

La primera jornada se desarrolló en la Sierra de la Culebra (Zamora), en donde nuestros amigos disfrutaron de la observación de al menos tres lobos ibéricos, mientras acechaban liebres, ratones y corzos. A pesar de la brevedad de la visita pudieron disfrutar de la hostelería local y por supuesto de la belleza de esta sierra zamorana.
  
Observación de osos en Asturias/ Watching Brown Bears in Asturias



Una vez recogido el equipaje de nuestro alojamiento, iniciamos el viaje hacia el Alto Sil, pero antes de llegar a Villarceciervos tuvimos la suerte de observar otro ejemplar de lobo desde la propia carretera, mientras avanzaba por un cortafuegos, una gran despedida a una mañana perfecta, que se complementó con la observación de avutardas durante el traslado a la montaña del Villablino (Alto Sil).

Tras la llegada a Villablino y un corto descanso en nuestras habitaciones, nos desplazamos a un ponto de observación para disfrutar del avistaje de los grandes plantígrados de la cordillera, el oso pardo cantábrico. Sin embargo, en este caso la meteorología se mostró muy adversa y debimos desistir por la intensa niebla que entraba desde los cercanos valles de Degaña y Fuentes de Nancea.

  
Acentor alpino/ Alpine Acentor


Algo similar ocurrió a la mañana siguiente en Somiedo donde la niebla estuvo entrando y saliendo de forma continua en el cabecero del valle y apenas nos dejó divisar una osa que se alimentaba de pudios en los lindes de un canchal.

Por suerte ya por la tarde nuestros amigos pudieron observar dos osos jóvenes, hermanos de segundo año que se inflaron a comer avellanas y moras durante toda la tarde muy cerca de nuestro punto de observación.

Más tranquilos ya por el avistaje, dimos un paseo por el Parque Natural de Somiedo observando buitres, alimoches, águilas reales, rebecos y su rica entomofauna. Destacó también la observación de un cernícalo y un gavilan enzarzados en una refriega aérea que nos tubo entretenidos durante un buen rato.
Treparriscos/ Wallcreeper


El atardecer y de nuevo camino de Villablino, en las cercanías de la Ermita de Ntra. Sra de Carrasconte avistamos alguna especie mediterránea de interés para los británicos, como las totovías o los alcaudones dorsirrojos entre otros, si bien los verderones serranos que buscamos no aparecieron.

A la mañana siguiente, tras un merecido descanso nos desplazamos al Parque Natural de Fuentes de Narcea donde pudimos disfrutar durante un largo rato de otro oso que se alimentaba de frambuesas y moras en un claro del bosque.

Con esta última visión abandonamos el Alto Sil y nos dirigimos a la montaña oriental de León.


video

En las cercanías de Puebla de Lillo disfrutamos de la observación de buitres, alimoches, águilas culebreras, somormujos lavancos, alcaudones dorsirrojos y verderones serranos entre otros, mientras que llegando el municipio de Riaño terminamos el día observando chovas, corzos y cabras monteses.

Para el último día de observación nos desplazamos a los gigantes calcáreas de los Picos de Europa, a pesar de no ser el mejor momento para observar aves, nuestros amigos pudieron disfrutar de especies como la chova piquigualda, el acentor alpino y el ansiado treparriscos…nos quedamos con las ganas de observar los gorriones alpinos, pero por desgracia en esta época, lejos ya de las colonias de cría su localización es sumamente compleja y no tuvimos la suerte de toparnos con ellos.

Tras tantos esfuerzos y emociones decidimos terminar el viaje en un área recreativa del valle de Hormas, disfrutando de una parrilla con carne de la zona y recordando las experiencias vividas.
Admin.


Summary

Despite not being good times for birds, Cantabrian brown bears leave their forests to eat blueberries and blackberries, while wolves work to get food for their young.

On 22 August we received the visit of our sales representatives and some Scottish and Dutch friends. During those days aimed to discuss organizational matters of the company while we visited several destinations and enjoyed the observation of species of great interest such as grizzly bears, wolves, Egyptian vultures, Wallcreepers and Alpine accentors.

Despite irregular weather, much more volatile than normal by the end of this month, the visit was certainly a success, so we could watch almost all the targeted species.

The first day was held around Sierra de la Culebra (Zamora), where our friends enjoyed the observation of at least three Iberian wolves threaten hares, mice and deer. Despite the shortness of the visit they could enjoy the local hospitality and of course the beauty of this Zamora Mountain range.

Once collected the luggage from our accommodation, we started the journey towards Alto Sil River, but before reaching Villarceciervos we were lucky to see from the road another copy of wolf, progressing by a firewall, a great farewell for a perfect morning, supplemented with the observation of Bustards during our move to the mountain of the Villablino (Alto Sil River)

After the arrival at Villablino and a short break in our rooms, we move to an observation point to enjoy watching the big Plantigrade of the Mountain range, the Cantabrian brown bear. However, in this case the weather was very adverse and we had to desist because the intense fog coming from the nearby Degaña and sources of Nancea valleys.

Something similar happened the next morning in Somiedo where fog was coming and going on and out in the headboard of the Valley and just left us to watch a female bear feeding with pudios on the edges of a chancala.

Fortunately already in the evening our friends were able to observe two young bears, second year brothers ballooned by eating hazelnuts and blackberries throughout the afternoon very near our point of observation.

Quieter by the sighting, we took a walk through the Somiedo Natural Park watching vultures, Egyptian vultures, eagles, chamois and their rich entomological fauna. It also highlighted observing a Kestrel and a hawk locked into an air fight which entertained us for a long time.

Sunset and again on the way to Villablino, in the vicinity of the Ntra. Sra.from Carrasconte hermitage, we could watch some Mediterranean species interesting for the British, such as the totovías or shrike dorsirrojos among others, but the mountain verderones we are looking for did not appear.

Next morning, after a well deserved rest, we move to Fuentes de Narcea Park Natural where we enjoyed for a long time with another bear feeding with raspberries and blackberries in a forest clear area.

With this last vision we abandon the Alto Sil river and we went to the eastern mountains of León.

Quite next to Puebla de Lillo we enjoy the observation of Griffons, Short Toed Eagle, Red Backed Shrikes, Egyptian Vultures and  Citril Fich  among others, while  we were approaching to Riaño our day finished observing Roe Deer and Spanish Ibex.

For the last day of observation we move to the calcareous giants of the Picos de Europa, despite not being the best time for bird watching, our friends could enjoy species as Apine Acentor or Wallcrepeer, we stayed with the desire to keep observing Alpine sparrows, but unfortunately at this time, far from the breeding colonies location, it is extremely complex and we were not lucky to meet them.

After so many efforts and emotions we decided to finish the trip in a recreational area of Hormas Valley, enjoying a barbecue with meat from the area and recalling the experiences