Quebrantahuesos

Quebrantahuesos

martes, 31 de enero de 2012

Nutrias/Otters

Nutria/Otter


Las nutrias palearticas ( Lutra lutra) ocupan buena parte de los cauces fluviales ibéricos, siempre y cuando estos presenten unas condiciones ecológicas adecuadas.

The Otters ( Lutra lutra) occupy the most of the iberian rivers, as long as that these have good ecological conditions.

Estos bellos mustelidos fueron intensamente perseguidos en el pasado por el alto valor de sus pieles y en muchos lugares por la competencia que mantenían con el hombre por los recursos piscícolas.

These beautiful mustelids were tirelessly pursued in the past by the high value of its fur and in a lot of places by the competition that keeps with humans for fish resources.

Por suerte la nutria hoy en día se encuentra protegida y sus poblaciones se han recuperado de forma notable.

Fortunately the Otter nowadays is protected by the law and its populations are recovering.


Pese a ello, no es un animal fácil de observar, ya que presenta hábitos crepusculares y nocturnos muy marcados, y no es sencillo verlas a plena luz del día…. aunque a veces ocurre.

Despite this, its not easy to watch, because its twilight and night habits.

Os presentamos algunas fotografías tomas el año pasado en aguas del Pantano de Riaño ( León). Las nutrias aquí utilizan de manera indistinta los cauces de los ríos y las aguas embalsadas en busca de alimento.

These are some pictures taken in Riaño´s Reservoir the past year. The Otters in this area use the reservoir and rivers without distinction looking for food.

Es muy común observar sus huellas en los limos de las orillas así como excrementos y restos de comida.

Its very common watch its footprints on the muds in the bank as well as its droppings or food remains.

En este pantano las nutrias se alimentan con preferencia de cangrejos, pero también comen bogas, escallos, gobios y truchas.

In this reservoir the Otters feeds mainly crayfish, but also Trouts, Gudgeons, Northern straight-mouth nase and “escallos”.



El sistema de caza de la nutria de las imágenes se basaba en bucear paralela a la orilla y en el instante que localizaba alguna presa realizar rápidas embestidas hacia la orilla con el objetivo de arrinconar a la presa en aguas más someras.

The hunting method of this Otter was base don dive parallel to the bank looking for preys, and as soon as it find them leap on the bank for push the fish out of the water.








+ info

lunes, 30 de enero de 2012

Dos gaviotas polares en Santander/ Two Iceland Gulls observed in Santander



Una de las dos gaviotas polares vistas ayer en el puerto pesquero de Santander/One of two Iceland Gulls seen in Santander fishing harbour on January 29th.


Después de mucho tiempo escudriñando sin resultados el grupo de gaviotas que frecuenta la dársena del puerto pesquero de Santander, este domingo por fin descubrí algo reseñable. No es que hasta el momento no se hubieran visto gaviotas interesantes en este sitio, ni mucho menos, pero yo que visito el puerto como mucho una o dos veces al mes nunca había tenido suerte.

After years watching regularly the group of gulls that use the fishing harbour of Santander to rest, I got finally an interesting sight. It happened yesterday, January 29th. It was still dark at 8:00 am, when I took my car from the parking of the harbour to drive to the other side of the bay of Santander with the purpose of watching birds during the morning. At his hour, there were only 8-9 gulls on the shore, and they all seem to be Lesser Black-backeds. However, in the last moment, I decided to pick up the binoculars to meet myself immediately watching an incredible beautiful and elegant Iceland Gull, almost completely white excet for a fine clear brown marks throughout all its body.

Esta foto fue tomada prácticamente sin luz antes del amanecer (400 mm/ISO 1600)/The first Iceland almost in the darkness at pre-dawn (400 mm/1600 ISO).

Sin embargo, en esta ocasión fue muy diferente. Todavía era prácticamente de noche cuando estaba saliendo del aparcamiento situado junto a la dársena para dirigirme a ver aves al otro lado de la bahía de Santander. Casi por instinto, y sobre la marcha, eché un vistazo a la rampa del astillero donde se suelen posar las gaviotas. Allí se veían apenas 8-9 ejemplares que parecían sombrías, por lo que a punto estuve de continuar. Sin embargo, en el último momento detuve el coche y levanté los prismáticos para encontrarme de inmediato cara a cara con una preciosa gaviota polar, de plumaje prácticamente blanco con un fino barreado marrón.


Aunque muy similares, las fotos muestran dos gaviotas polares diferentes vistas simultáneamente en el puerto pesquero de Santander/Although very similar to each other, the previous pictures show two different Iceland Gulls watched simultaneusly at Santander fishing harbour. 

Solo unos minutos después, el pequeño grupo de gaviotas levantó el vuelo y desapareció hacia el interior de la bahía. Lo cierto es que ya no contaba con volver a verla, pero a media tarde, cuando regresaba de mi mañana observando limícolas, gaviones y escribanos palustres por el entorno de la bahía, solo pensaba en volver a mirar el grupo de gaviotas para ver si había regresado. Y allí estaba, pero esta vez no era una sino dos polares, prácticamente idénticas, una acicalándose en la orilla mientras la otra nadaba a pocos metros de distancia. Las dos igual de elegantes. Una de ellas repitió enseguida la maniobra de la mañana y voló hacia la bahía al poco tiempo, pero la otra permaneció en la dársena por lo menos una hora, tiempo en el que realizó algunos vuelos acercándose al punto desde donde la observaba, lo que me permitió hacerle las fotos que acompañan esta entrada.  


Gaviota polar de primer invierno/First winter Iceland Gull.
  
This observation lasted only a few minutes, since all the gulls in the harbour flew to the bay soon afterwards. Although I was happy enough with this sighting, and I thought the probability of seeing again de gull was low, I was unavoidable expecting to watch it at midday, when I would be returning to the habour at lunch hour. And there it was. But this time there were not one but two elegant Icelands at the place, one cleaning its plumage on the shore and the other swimming some meters away side by side with a Cormorant, each of them resembling the other closely. In a moment, one of them took flight and went out to the bay, fliying low over the water, but the other remained in the area at least for an hour. In this period it made some flights around the place where I was watching it from, allowing me to take the photos that illustrate this entry.
Texto y fotos: Luis Frechilla 



miércoles, 25 de enero de 2012

Tiempo de gaviotas en la costa asturiana/Interesting season for gulls in Asturias

Gaviotas patiamarillas en la playa de Bañugues/Yellow-legged Gulls at the Bañugues beach
Adulto de patiamarilla en invierno/Adult winter Yellow-legged

El suave invierno que estamos teniendo en la península Ibérica, y en especial en la franja norte, no hacía previsible la sucesión de interesantes citas de gaviotas escasas que se han venido observando en el Cantábrico en las últimas semanas. A una pequeña “invasión” de gaviotas polares (probablemente más de una decena de aves diferentes de una especie que está considerada rareza en nuestro país), incluyendo al menos un ejemplar de la subespecie kumlieni detectado por Dani López Velasco, hay que sumar la observación de una gaviota reidora americana o guanaguanare a principios de diciembre (Juan Sagardía), y el reciente avistamiento de un gavión hiperbóreo (Elías García Sánchez) en el puerto de Gijón.

The mild winter we are taking in the Iberian Peninsula this year, and especially in the North of Spain, not seems the best for rare gull arriving at our coasts, but in the last weeks there have been some interesting sightings in our shores. To a small influx of  Iceland Gulls (of probably more than ten birds, including at least one of the kumlieni subspecies seen by Dani López Velasco) we have to add the observation of a first winter Laughing Gull in the first days of December 2011 (Juan Sagardía), and the recent sighting of a Glaucous Gull in Gijón´s container harbour (Elías García Sánchez).

Ejemplar de primer invierno de gaviota de Delaware/First winter Ring-billed Gull
Gaviota de Delaware adulta/Adult Ring-billed.
Otra Delaware adulta/Another adult Ring-billed

También ha habido al menos una cita de gaviotas enanas, varias observaciones de gaviotas de Delaware en diferentes puntos de la costa asturiana, y al menos tres citas diferentes de gaviota cáspica en el entorno de la ría de Avilés y en la ría de Tina Mayor (en el límite entre Asturias y Cantabria). Esta variedad de gaviotas “raras”, escasas o accidentales se une a un amplio elenco de gaviotas más comunes (sombrías, patiamarillas, argénteas, reidoras, cabecinegras, canas) para hacer de la costa norte de España, la costa del Cantábrico, un destino extraordinario para la observación de este grupo de aves que cada vez atrae a mayor número de aficionados.


Besides that, there had been at least one small flock of Little Gulls in a stuary of the western part of the region, several Ring-billed Gulls along the coast and a minimum of three Caspian Gulls (two in Avilés stuary and one in Tina Mayor, in the limit between Asturias and Cantabria provinces). This variety of rare or scarce gulls in our region appear among regular winter visitors, such us the Common, Mediterranean, Herring and Great Black-backed Gulls, and the more abundant Yellow-legged, Lesser Black-backed and Black-headed. So you can easily imagine the enormous potential that the Cantabrian coasts have for the observation of this family of birds which an increasing number of fans among birdwatchers.
Gaviota cabecinegra, adulto en plumaje de invierno/Adult winter Mediterranean Gull
Gaviota cabecinegra de primer invierno/First winter Mediterranean Gull

Primer invierno de gaviota reidora/First winter Black-headed Gull
Gaviota reidora adulta en plumaje de invierno/Adult winter Black-headed Gull

Uno de los lugares con mayor interés para las gaviotas en Asturias es la bahía de Gijón, en cuyo ámbito se localiza el Parque de Isabel la Católica, un jardín urbano en el que es posible disfrutar de las gaviotas a corta distancia. Esto permite hacer incluso lecturas de anillas metálicas a partir de fotografías, algo que de otro modo sería imposible excepto con el ave en mano.

One of the more interesting places for gull watching in Asturias is the bay of Gijón, where it is located the Isabel la Católica´s park, an urban garden with ponds where it is possible to enjoy gulls at close range. It is even possible to read metal rings from photographs and without the necessity of trapping the bird.
Texto y fotos: Luis Frechilla

Gaviota reidora anillada en Polonia; este individuo en concreto es todo un "divagante del Este de Europa"/
This Black-headed Gull is a `vagrant´ from de East, it was ringed in Poland.
Gaviota sombría anillada en Francia/Lesser Black-backed Gull ringed in France.
Estas dos imágenes muestran una gaviota de Bonaparte que se pudo ver en el parque de Isabel la Católica de Gijón en el invierno de 2009/This Bonaparte´s Gull visited the Isabel la Católica´s park during 2009 winter.

martes, 24 de enero de 2012

Oso pardo cantábrico/ Cantabrian Brown Bear

Antaño, el oso pardo ocupó buena parte de la Península ibérica, de hecho existen datos fiables de la existencia del plantígrado en el Sistema Central a mediados del siglo XVI y en el Pais Vasco a principios del Siglo XX.

Oso pardo cantábrico/Cantabrian Brown Bear

Nuestros osos sin embargo fueron perseguidos con saña durante muchos siglos y terminaron acantonándose en apartadas montañas donde tan solo unos pocos lograron sobrevivir hasta nuestros días.

Por desgracia la población pirenaica de oso pardo esta a punto de desaparecer para siempre, apenas 1 o 2 animales de estirpe autóctona sobreviven en el Pirineo Occidental, en los ricos bosques navarros y jacetanos.

Dos subadultos/ Two youngs

Osa/ Bear female


La situación de oso pirenaico ha propiciado que la administración francesa iniciara un programa de reintroducción mediante la traslocación de ejemplares eslovenos. 

Esta actuación ha favorecido la consolidación de un núcleo reproductor aparentemente estable en el entorno del Valle de Aran y el Pallars Sobira en Cataluña.

Los últimos osos autóctonos de la península sobrevivieron a duras penas en los valles más recónditos de la cordillera Cantábrica, apenas 40 o 50 ejemplares deambulaban por los bosques del Alto Sil, Cangas de Narcea y Degaña en los años 70 mientras que en el extremo oriental de la Cordillera, en Riaño y Fuentes Carrionas tan solo 20 ejemplares lograron escapar de la caza descontrolada y de la destrucción de su hábitat.

Huella/ footprints
Osa con crías/ Bear cubs

Desde entonces y gracias a las campañas de concienciación y conservación llevadas a cabo y a la inestimable labor de algunas organizaciones no gubernamentales como la Fundación Oso Pardo, el futuro del oso pardo cantábrico resulta muchos más esperanzador. En la actualidad, entre 150 y 200 ejemplares deambulan por estos bosques alimentándose fundamentalmente de frutos secos, frutos carnosos, insectos, carroña y pastos, y sacando adelante un buen número de camadas todos los años que  parecen asegurar por el momento el futuro de nuestros osos.

En la actualidad el principal objetivo pasa por unir los dos núcleos reproductores de la cordillera mediante la creación de corredores ecológicos en la montaña central, con el objetivo principal de rescatar genéticamente a la población oriental que padece un alto grado de endogamia.

Os adjuntamos algunas imágenes y videos de estos expléndidos animales, orgullo y emblema de la cordillera cantábrica.


video


video


video

Summary

The Cantabrian Brown Bear

In the old days, the brown bear ocupied most of the iberian peninsula, in fact exist realiable information about the presence of the plantigrade in the “ Central Mountain range” in the XVI century and in the Basque Country in early XX century.

Our bears however were pursued brutality during several centuries and finish hidding in isolated mountains where a few bears achieve survive to these days.

Unfortunately the pirenean population of brown bear are on the point of disappear, hardly 1 or 2 native animals survive in the  Western Pyrenees, in the splendid Navarran and Jacetanian woods.

The Pyrenean Brown Bear status has bring about the French Government initiate a reintroduction proyect based on the traslocation of eslovenian bears. This project has favored the consolidation of a stable breding area in Aran valley and Pallars Sobira.

The last Iberian  native Brown Bear  survived hardly in the most isolated valleys of the cantabrian mountains, only 40 or 50 bears stroll by the woods of Alto Sil, Cangas the Narcea and Degaña during the 1970es while that in the Eastern range , mainly in Riaño and Fuentes Carrionas only 20 bears achieve to escape from the ilegal hunting and habitat destruction.

Since then and thanks to the conservation and counciousness carried out projects and the invaluable work of some NGO like the Brown Bear Fundation, the future of the Brown Bear sems more encouraging. Nowadays betwen 150 and 200 animals live in this woods feeding dried fruits, berries, insects,carrion and pasture, and breeding a good number of bear cubs every year.

Currently the main target is to join both reproduction areas through the creation of ecologic passes in the central mountains and aveoid in this way endogamic process in the cantabrian population.

We enclose some pictures and videos of this majestic animals, emblem and pride of the cantabrian mountains.




sábado, 21 de enero de 2012

El último urogallo de Picos

Este relato fue publicado en el Diario de León a mediados del año 2010, pensé en escribirlo en honor a la memoria del que quizás fuera el último urogallo de Picos de Europa, el último superviviente de una saga de aves cuya población se contaba por cientos en estas montañas hace apenas una décadas. No soy capaz de traducirlo en esta ocasión para nuestros lectores ingleses.


Se apagan las luces, antes un último vistazo para orientarme, el vaho de mi exhausta respiración se disipa a la altura del frontal luminoso que me guía mientras trato de recuperar el resuello durante unos segundos. La larga y penosa ascensión nocturna me ha dejado exhausto; sin duda, el salto de la cama a lo más profundo del bosque durante las madrugadas primaverales es un proceso puramente vocacional, que los agarrotados músculos de las piernas se resisten tozudamente a comprender.

Ave que inspiró el relato
Ahora si, apago la luz, por suerte y a pesar de la confusa oscuridad tengo la vereda que conduce al cantadero grabada a fuego en mi mente. Avanzo con prudencia mientras el rocío de la madrugada cala mis botas, las mismas que pisan el hermoso tapiz verde que nos regalan los lirios durante esta época del año. Poco a poco mi vista se adapta a la penumbra y comienzo a atisbar siluetas y vagas formas en la lejanía, suficiente para guiarme a ciegas durante unos doscientos metros por las entrañas de los legendarios hayedos de los Picos de Europa.

Es realmente curioso como la oscuridad agudiza los sentidos, de repente el desierto forestal que me rodea cobra vida, percibo el ulular incansable de los cárabos en la espesura del bosque, el cortejo gutural de las becadas en vuelos zigzagueantes sobre mi cabeza, el ladrido vigoroso de algún corzo en la lejanía y el jadeo agobiante de un tejón en su búsqueda nocturna de alimento. Es inmensamente gratificante darse cuenta de que a las cinco de la mañana hay vida más allá de los bares de copas de Riaño.


Por fin cruzo el arroyo y me adentro en el cantadero, el furioso rugido del agua procedente del deshielo primaveral anega por completo mis oídos y no me permite aún escuchar aún tu canto, sigo adelante. Mientras avanzo no puede evitar entristecerme con el pensamiento de que tal vez ya no estés ahí. El invierno es largo y tal vez no hayas podido sobrevivir a los fantasmas que te acechan.

Embebido en mis pensamientos y sin darme prácticamente cuenta alcanzo el corazón del cantadero , en el punto indicado me desvío de la vereda y apoyándome en el tronco de un viejo árbol derrotado ya hace muchos años por el paso del tiempo cierro los ojos, apoyo el mentón sobre la vara de avellano y escucho

El viento peina las ramas de los árboles creando una sensación sonora única, parece como si hadas y las janas de los mitos de nuestros antepasados departieran animadamente unos metros más allá, ajenas a mi presencia, aprovechando los últimos minutos de oscuridad antes de ocultarse en sus refugios diurnos.

Entre tal sinfonía natural y mitológica no soy capaz de discernir con cristalina nitidez tu canto, pero por fin tengo la certeza de que sigues ahí, resistiéndote a tu triste destino. Me libero apresuradamente del peso y me acerco….. ya lo tengo, dos o tres pasos adelante durante la seguidilla y quietud durante el resto de la estrofa, lástima que muchos también se os hayan acercado así para arrebataros la vida, ¿ no se dan cuenta que una vez tu cuerpo cae yermo sobre el suelo se pierde la magia?, ¿existe acaso lance más sencillo y cobarde que darte muerte de esta manera?.

Cantadero al alba

Trato de tranquilizarme y te busco ansiosamente con la mirada entre ramas denudas y líquenes con aspecto galliforme hasta que por fin doy contigo. Te encuentro apostado en lo alto de un haya, atalaya natural desde donde ejecutar tu exhibición primaveral. Me siento cuidadosamente en el suelo del hayedo y ocultando en lo posible el blanco de mi  cara y con respetuosa precaución alzo de nuevo la vista buscando tu silueta recortada en el amanecer cantábrico.

Sin vacilar un segundo por mi precavida presencia continúas con tu repertorio continuo de castañueleos, redobles, taponazos y seguidillas, realizando pequeñas pausas de tiempo en tiempo , orientándote periódicamente desde tu pedestal, tratando que tu canto se disperse por todos los confines del bosque, reclamando una parcela de territorio y unas hembras que no terminan de aparecer. Nadie contesta a tu desesperada llamada, como quien pide auxilio en un basto océano siendo absolutamente consciente que al final le engullirán las aguas.

Y es que estas ya solo en este valle compañero, en esta fría mañana ya nada queda de las peleas, escaramuzas y cortejos múltiples al alba que protagonizaron tus padres y abuelos años atrás, no quedan ya más que recuerdos . En Picos de Europa apenas sobrevivís dos o tres urogallos en miles de hectáreas de foresta, migajas…fantasmas agonizantes , vagos recuerdos de lo que fuisteis en el pasado y premonición del olvido que os espera. Y es que mi buen amigo tu eres el primero en sentir en tus propias carnes las dagas asesinas que con evidente estupidez clavamos los hombres en el ecosistema de estas montañas, el eslabón más débil, la marca de calidad y denominación de origen de estos bosques que el consejo regulador de la naturaleza esta a punto de retirarnos por nuestros reiterados excesos.

Excrementos de urogallo

Estos vastos y añejos bosques llenos de fantasmagóricos y retorcidos hayas que han sustentado la vida durante milenios no son ya del agrado del hombre, hoy en día la calidad de un medio se mide por el número de jabalís y ciervos que se pueden abatir por temporada , o por el de muebles de IKEA a 32 euros la unidad que se pueden extraer de una determinada parcela de bosque, la burla y la insolencia de quien se cree que con cinco años de carrera es capaz de reordenar lo que la naturaleza ha tardado milenios en construir.

Tampoco esperes ya ayuda de nuestros políticos , la conservación del medio ambiente por estos lares poco tiene que ver con los urogallos, los osos, el agua cristalina de los arroyos y del verde manto de los bosques, aquí los sujetos de conservación son aquellos que tienen viñedos a la orilla del Duero, se dedican a construir viviendas o campos de golf en parajes protegidos o a explotar el carbón a cielo abierto ignorando reiteradamente la legalidad , estas son las “raras avis” por las que se esta dispuesto a mover valles y montañas. En esta comunidad de locos mi buen amigo te dejaron solo hace tiempo, hace años ya que llaman a la puerta de tu casa para que la abandones,  para que cedas tus dominios al progreso…..a la estupidez humana más profunda y vil.

Te desplazas por la rama y te giras hacia mi, eres viejo y estas cansado, hoy ninguna hembra se a acercado al cantadero, quizás no tengas ya una compañera en los alrededores con la que enjendrar una semilla de esperanza un año más, pero tu reclamos sigue firme, redoblas su intensidad y no desfalleces pese al esfuerzo. Es importante irse con dignidad amigo mío ya que a veces es lo único que nos queda, algunos de los que no quisieron evitarlo también se irán con los años como es ley de vida, pero no lo harán ni con una fracción  de dignidad y de orgullo de lo que tu lo haces, no hay nada de digno ni orgullo sus actos, ni en el olvido que te procesan.

Por fin amanece y tu voz se hace cada vez más dubitativa, el bosque repentinamente se llena con el ansioso piar de los reyezuelos, trepadores y pinzones; demasiados cantores para este coro, al tenor solitario no le gusta compartir su auditorio con nadie y cuando por fin el primer rayo de sol incide en tu hermoso plumaje decides abandonarme, despidiéndote con un sonoro aleteo, en busca de los primeros brotes tiernos del hayedo.

Me levanto pesadoso y con los pantalones húmedos, a nadie con un poco de seso se le ocurre sentarse sin más en el suelo del bosque en primavera, me echo de nuevo la mochila al hombro , recojo la vara y el resto de equipo que dejé atrás una hora antes. Mientras bajo por la ladera comienzo a pensar en nuestro noble urogallo y me embarga un enorme sentimiento de tristeza y rabia descontrolada. Por suerte, me consuela pensar que siempre estarás ahí en el corazón y la memoria de aquellos que tuvimos la enorme fortuna de compartir madrugadas contigo, en lo alto de un árbol, desafiante, altivo y poderoso, arriba, tan por encima de aquellos que sumidos hasta las rodillas en el lodo de la vergüenza propician con sus actos la extinción del espíritu del bosque, paradigma de la grandeza animal y de las miserias humanas.

Adios amigo.

Iñaki Reyero

miércoles, 18 de enero de 2012

Una colonia de pechiazul / A Bluethroat colony

La ecología del pechiazul (Luscinia svecica) es ciertamente sorprendente. Este vistoso pajarillo es capaz de ocupar encinares en las llanuras del interior peninsular y a su vez hacer lo propio en apartados piornales de alta montaña, donde se alimenta y reproduce durante la primavera y el verano.

Macho de pechiazul/ Bluethroat male

Resulta curioso cómo se sirven de ambos hábitats de reproducción sin admitir aparentemente en nuestro ámbito geográfico soluciones intermedias.

En la montaña cantábrica estas aves ocupan con preferencia parches de matorral de Cytisus purgans a menudo a cotas de 1800 msnm o incluso superiores.

Pechiazul con ceba/A bluethroat carrying insects to feed its chicks


La colonia que os presentamos en esta ocasión puede ser la que bata el record a este respecto, puesto que las parejas que anidan en los parches de matorral más altos se encuentran por encima de los 2000 m snm.

De hecho, los pechiazules llegan a la zona a principios de la primavera cuando aún buena parte del suelo está cubierto de nieve, comenzando al poco tiempo con sus cantos nupciales.

Este hábitat lo comparten con otras aves como bisbitas alpinos, escribanos montesinos, acentores o roqueros rojos que anidan en las proximidades. Estos piornales constituyen igualmente un importante hábitat de  reproducción para el mirlo capiblanco que, año sí y año no, se deja ver por estos parajes, aunque este tema dará para otra entrada en el blog un poco más adelante.


Macho cantor durante el celo/ A singing male at the beginning of the breeding season.


El hábitat de reproducción del pechiazul incluye parches de matorral no excesivamente denso, rodeado de campiñas, riveras de arroyos y grandes bloques de roca granítica depositados allí hace milenios por los glaciares que antaño ocupaban el cabecero de estos valles de Tierra de la Reina (León).

Esta colonia, en base a los últimos censos que hemos llevado a cabo, cuenta con entre 25 y 35 parejas, que ocupan todo el parche de Cytisus sin detectarse ninguna pareja que anide en otro tipo de piorno en las inmediaciones. Es por ello que su hábitat es terriblemente vulnerable.

Pechiazul/Bluethoat

Muchos años los pechiazules sacan adelante dos polladas siendo común levantar ya pollos del año entre los piornos a principios de julio, al mismo tiempo que las hembras se encuentran incubando o alimentando una nueva nidada.

El carácter de los machos de pechiazul durante el celo es intolerante y atrevido, desalojando a otras especies de aves de sus zonas de canto y defendiendo su territorio con vehemencia.

Hembra de pechiazul/ Bluethroat female

Os dejamos algunas fotografías y videos de esta colonia que gracias a la ayuda del GIA, ha comenzado a ser anillada este año por lo que podremos seguir la supervivencia de los adultos, comprobar si regresan al mismo territorio cada año y, con mucha suerte, descubrir el misterio de su migración.

video


video



Summary

The ecology of the Bluethroat is certainly surprising, this small bird is able to occupy holm oak forest in the plains of the Iberian peninsula and simultaneously  do the same in scrublan of high mountain where it feeds and it reproduces during the spring and the summertime.

It is peculiar how they use both habitats of reproduction without apparently admitting in our geographic scope other possibilities.

In the Cantabrian mountain these birds occupy with preference scrub patches of Cytisus purgans often over 1800m over the sea level even more.

 The colony we presented you in this occasion can reach the record in this respect, in fact the pairs which nest in the high patches of scrub live over the 2000m over the sea.

The Bluethroats arrives at this area at the beginning of the spring when even good part of the ground is covered by snow, and a little bit late begin with the nupcial songs.

The Bluethroat share it´s habitat with other birds like the Water Pipit, Rock Bunting, Dunnoks or Rock Thrush that nest in the proximities.

These scrubs also constitute an important habitat of reproduction for the Ring Ouzel that although in limited number breeds threir chicks every year in this areas, but this will be usefull for another topic in the forum a little bit later.

The breeding area includes as we have been indicated, patches of scrub not excessively dense, surrounded by mountain fields, streams and great granite-like rock blocks deposited there by glaciers long time ago.

The last census of this colony indicate that has among 25 to 35 pairs, that occupy all Cytisus patch, we have not detected  any nesting area in another type of hábitat in the surroundings. It is for that reason that this habitat is terribly vulnerable.

Many years, the Bluethroats gets two broods,  being common find chickens of the years between the scrubs during early July, whereas the females are incubating or feeding a new brood

The character of Bluethroat males during the breeding season is intolerant and bold, expeling other species of birds from it´s territory of song.

We attach some photographies and videos of this colony. 

lunes, 16 de enero de 2012

Treparriscos / Wallcreeper in Cantabrian mountains

El treparriscos es uno de los paseriformes más bellos y emblemáticos del continente europeo. Vive y se reproduce con preferencia en cortados y roquedos de alta montaña lo que unido a su escasez, provoca que su observación sea siempre complicada y poco predecible.

Este pajarillo es realmente peculiar, su morfología recuerda a la de los agateadores pero a diferencia de estos disponen de unas largas y llamativas alas. El dorso del ave dispone de una coloración que se asemeja a la tonalidad de las calizas de montaña que suele ocupar este pequeño pájaro, de forma que puede ser sorprendentemente críptico. Por otro lado los vivos colores carmines de las primarias y secundarias del treparriscos son peculiarmente llamativas, especialmente cuando se descuelgan de una pared a otra con un vuelo en paracaídas similar al de las mariposas.

El treparriscos en España vive fundamentalmente en áreas montañosas del norte peninsular, especialmente en los Pirineos y la cordillera Cantábrica. Durante el invierno sin embargo realizan movimientos dispersivos relativamente importantes, acercándose a acantilados costeros, muros de edificios o sierras montañosas más sureñas. Hace unos años se encontró en Extremadura un treparriscos anillado en los Picos de Europa, a más de 400 km de distancia.

Se alimentan de una gran variedad de insectos que encuentran en las paredes rocosas aunque los persiguen igualmente en vuelo.

En la cordillera Cantábrica encontramos estas aves en los Picos de Europa y los montes de Riaño así como en otros macizos rocosos o gargantas de cierta entidad.

Os adjuntamos algunas imágenes de treparriscos tomadas durante el último año en diversos parajes de la cordillera.

Treparriscos leones/ Wallcrepeer in "Picos de Europa"

Plumaje/Wallcrepeer plumage


Treparriscos durante el invierno/ Wallcrepeer during the winter

Treparriscos comiendo una araña/ Wallcrepeer eating a spider

Treparriscos/Wallcrepeer

Treparriscos durante el verano/ Wallcrepeer during summertime

Treparriscos/ Wallcrepeer




Summary

The Wallcreeper is one of the most beautiful and emblematic passerines of the European continent. It lives and breeds with preference in rock quarry and cliffs of high mountain which together with its rarenes causes that their observation is always complicated and unpredictable.

This small bird is really peculiar, its morphology remembers to the Treecreeper but unlike these they have long and showy wings. The back of the bird has a coloration that is resembled the tonality of mountain limestones that usually use this bird, it can be incredibly cryptic.

On the other hand the red colors of the primary and secondary feathers are bright and colorfull, especially when they slip down from a wall to another one with a flight in parachute similar to the butterflies.

The Wallcreeper in Spain lives essentially in mountainous areas of the north, especially in the Pyrenees and the Cantabrian mountains.

During the winter the wallcreeper realise relatively important dispersive movements, approaching coastal cliffs, walls of buildings or southerner mountain ranges.

Years ago one a Wallcreeper was found in Extremadura, this bird was ringed in “Picos de Europa” more than 400 km away.

They feed on a great variety of insects that find in the rocky walls they also persecute them in flight.

In the Cantabrian Mountain range we found these birds in “Picos de Europa” and Mounts of Riaño as well as other rocky bulks or throats of certain dimension.

We enclose some images of Wallcreeper taken during the last year in several destinations of the Cantabrian mountains.


miércoles, 11 de enero de 2012

Lobos montanos de la cordillera cantábrica/ Montane wolves in Cantabrian mountains.

A diferencia de la zamorana Sierra de la Culebra, los lobos cantábricos y en especial los del oriente leones, ocupan con preferencia piornales y brezales de alta montaña, habitats donde se alimentan esencialmente de artiodáctilos salvajes, como ciervos, jabalís y corzos.

Lobo cantábrico

Estos lobos buscan valles solitarios y tranquilos, alejados de los núcleos de población, donde sacar adelante a su prole y alimentarse. La compleja organización social de estos grupos y la alta densidad de ungulados en estos territorios posibilita un alto porcentaje de éxito en la caza y por lo tanto una alta tasa de reclutamiento, lo que permite que a pesar de la desmedida presión cinegética que sufren sus poblaciones se muestren por al momento estables.
 
Estos parajes a diferencia de otros más sureños exigen al naturalista cierto esfuerzo físico para acercarse a los puntos de observación, pero a cambio, le recompensan con creces,  ya que lo avistamientos suelen ser más prolongados y más cercanos, ya que los cánidos en estos apartados rincones se sienten  seguros y el calor del verano no se muestra tan asfixiante como en otros lugares.

video 

video

A principios del mes de Agosto los cachorros juegan ya de manera habitual en las cercanías de la lobera, esperando ansiosamente la llegada de los adultos.

Unas semanas después es común encontrar a los lobeznos jugueteando al caer la tarde en alguna apartada majada de montaña, lugar que sirve de encuentro para el resto de la manada y que en ocasiones se encuentra a varios centenares de metros de la lobera. En esta época los cachorros siguen ya a los adultos en pequeños recorridos llegando a salir varios kilómetros para alimentarse de alguna presa.

video

video

Hace un par de años en la Montaña de Riaño observamos como varios adultos llegaron al punto de encuentro ya avanzada la mañana tras alimentarse de un ciervo durante buena parte de la noche, los cachorros que habían permanecido ocultos entre las escobas salieron en su encuentro, la loba les condujo de dos en dos al lugar donde se encontraba el ciervo para que se alimentasen por si mismos de los restos del animal.

Los cachorros suelen crecer con rapidez y si escapan de las balas de los cazadores no tardarán en emanciparse de la manada principal, su supervivencia dependerá de su capacidad para alimentarse por si mismo, siendo común que durante este periodo centren gran parte de sus esfuerzos en pequeñas presas, como ratones, liebres o pequeños carnívoros.

video


video


Con la llegada de las primeras nieves, los grupos familiares tienden a ocupar con preferencia zonas más soleadas haciendo igualmente un mayor uso del medio forestal, en esta época y más si los inviernos son duros, los lobos se alimentan habitualmente de los muchos ungulados que perecen por culpa de los rigores invernales.

Os adjuntamos algunos videos obtenidos en esta zona durante los dos últimos años con la esperanza de abriros una pequeña ventana a la vida de estos fantásticos lobos montanos, y que disfruteis con ellos tanto como disfrutamos nosotros hace unos meses.

Iñaki Reyero

The Cantabrian wolves and especially those that lives in eastern Leon, occupy with preference bush and heaths areas in high mountain, in this habitats the wolves hunt essentially wild ungulates, like red deers, wild boars and roe deers.

These wolves look for solitary and calm valleys, moved away of the population centers, where they rear his cubs. The complex social organization of these groups and the high density of ungulates in these territories make possible a high percentage of success in the hunting and therefore a high rate of youngs survival, which allows that in spite of the excessive hunting pressure that undergoes their populations seems stable by the moment.

These places unlike southerner others, demand to the naturalist quite physical effort to approach the observing points, but on the contrary, the observations use to be prolonged and nearer, because wolves in these areas feel they feel safe and the heat of the summer is not as suffocating as in other places.

At the beginning of August the young wolves play near to the lair, waiting for anxiously the arrival of the adults. Weeks later it is common to find to the cubs in some separated sheepfold, that sometimes is several hundreds meters of the lair. At this time the young wolves already follow the adults in small routes moving several kilometers to feed themselve on some prey.

With the arrival of first snows, the familiar groups tend to occupy with preference sunnier areas also making a greater use of forest paths, at this time and more if te winter becomes hard, the wolves feed habitually the many ungulates that perish because of the winter rigors.

We show you some videos we obtained in this area during the last years, enjoy¡¡